Raimon Panikkar

site officiel

Cometas
Fragmentos de un diario espiritual de la postguerra

 

 

Se trata de la obra más íntima de Panikkar; un libro hecho con reflexiones espirituales entresacadas de un Diario anterior a su estancia en la India. “El “Prólogo y... epílogo” de Carlos Castro Cubells, así como la “Carta-prefacio a Leopoldo Arranz” de Panikkar, su respuesta (“Contestación a Raimundo Panikkar”) y la “Presentación” del mismo Panikkar, resultan sumamente imprescindibles para comprender y situar mejor estas confesiones personales, que excepcionalmente encontramos en los escritos de Panikkar. “Cometas personales”, pero no “confesiones autobiográficas”, como precisa el autor en la Presentación, porque “la vida propia no se escribe, sino que se vive”; y “Cometa… relativos a la situación real de la que han surgido”. Con todo, confesiones sumamente importantes para comprender el itinerario vital-intelectual de Raimon Panikkar, sobre todo su punto de partida.

“No avanza quien o asume su pasado” para “superarlo amorosamente en la gran virtud del respeto consigo mismo”, expresa magníficamente Castro Cubells, frente a los que pretendieron hacer disuadir a R. Panikkar de publicar estas páginas, por corresponder a un pasado de su vida que no se correspondía ya con su presente cuando fueron publicadas, y su postura de entonces había sido superada por otra diferente en la actualidad. “La conversión es lo único que nos salva de la condenación”, manifiesta también este pensador y prolijo escritor. Aún manteniendo una continuidad de pensamiento en su vida, en Panikkar se había dado una conversión desde su encuentro con la India respecto a sus años anteriores. “Cada hombre en SU noche camina hacia LA luz”, dice un verso francés, oportunamente citado aquí. Panikkar asume su pasado y se siente vigorosamente vivo en su presente, como expresa en las líneas introductorias: “Quien cesa de andar, aunque se encuentre en buen camino, no tiene ni siquiera la esperanza del descarriado… Sigo creyendo que madurez no significa desencanto ni experiencia desengaño”
El libro recoge escritos entre 1946 y 1954, que corresponden al año de la ordenación sacerdotal de Panikkar y su la víspera de su partida a la India en 1955; algunos textos parecieron en el diario español ABC. La obra está organizada en dos series y cuatro grupos. Las series son: Serie A, escritos en Madrid y Barcelona (1946-1950) y Serie B, escritos en Salamanca y Roma (1951-1954). Los grupos llevan expresivos títulos, que el autor explica en la Presentación: Aire (visión del mundo), Fuego (oraciones y meditaciones sobre el hombre en su relación con Dios), Agua (cartas de orientación para la navegación en el mar de la vida) y Tierra (aspectos “más o menos objetivos” de la cultura del tiempo). El libro concluye con un apéndice final, Introducción a la esperanza, un texto del esbozo para un libro inédito dividido entres partes: I. Las tentaciones de la esperanza; II. El clamor de la esperanza; III. La superación de la esperanza.
El libro, como nos tiene acostumbrado su autor, está escrito en una magnífica prosa española, que se desgrana a lo largo de todas sus páginas. Pero, quizás podríamos destacar entre sus textos algunos particularmente significativos como: “Renuncia a la perfección”, “Carta a un cura de pueblo”, “Mi testamento”, o “Mi último Cometa de Occidente”.

Victorino Pérez

 

«Ecrire, pour moi, est autant vie intellectuelle
qu’expérience spirituelle…
cela me permet d’approfondir le mystère de la réalité.»